Turismo

Andorra es naturaleza por excelencia, un espacio idóneo para la práctica de actividades deportivas al aire libre, tanto en verano como en invierno. Este marco incomparable alberga en su interior un legado románico único

El senderismo y el esquí son solo dos ejemplos de las actividades que podrás encontrar en el Principado.

Pero no podemos olvidar que Andorra es un país milenario: arte románico, museos y monumentos, itinerarios culturales, fiestas y celebraciones…son una pequeña muestra de su rico patrimonio histórico-artístico. Es una bella experiencia descubrir un país en el que dos de los pilares de esta civilización, el respeto a sus orígenes y el amor por la naturaleza, conviven en perfecta armonía con el confort, la modernidad y las últimas tecnologías.

Una gastronomía exquisita, una extensa oferta hotelera de calidad, acontecimientos culturales y deportivos de carácter internacional… todo esto y mucho más es el Principado de Andorra.

El centro termal de Caldea e Innú y el Parque de Aventuras y Animales de Naturlandia proponen una oferta de ocio y divertimento de primer nivel.

Descubriréis las costumbres y las tradiciones del país al visitar los diferentes museos de sociedad, notables espacios expositivos que explican la importante transformación vivida por el Principado. En Casa Cristo, Casa Rull, Casa de Areny-Plandolit o bien en la Farga Rossell o en el Museo del Tabaco conoceréis la sociedad tradicional andorrana y su evolución. También encontraréis edificios emblemáticos, como la Casa de la Vall y el Santuario de Meritxell, que revelarán las estructuras políticas y religiosas mantenidas durante siglos. Encontraréis construcciones tradicionales donde el granito, la losa y el hierro forjado son los protagonistas.

Disfrutaréis de la naturaleza recorriendo el Valle del Madriu-Perafita-Claror, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en categoría de paisaje cultural en 2004. Conoceréis la esencia de la alta montaña y descubriréis las huellas del hombre en su estado más puro. Fraguas, bordas y cabañas de pastor son un ejemplo de lo que el valle os puede ofrecer.

Conoceréis el románico de Andorra a través de pequeñas y sencillas iglesias. Más de cuarenta templos, (de distintos estilos arquitectónicos, predominando el románico), os acercarán a la vida de los habitantes de los valles. En el pasado fueron el centro de reunión religiosa y social y hoy son una de las joyas de nuestra cultura: Sant Joan de Caselles, el Santuario de Canòlich, Sant Martí de la Cortinada, la Iglesia Santa Coloma, Sant Miquel d’Engolasters... Las encontraréis todas en parajes únicos, formando parte de nuestro patrimonio cultural.

Para ampliar y obtener una información más precisa y así para poder organizar la visita, pinchar en el siguiente enlace:

Qué Hacer (Página oficial de Andorra Turisme, sección ‘Qué hacer’)

TOP